Batidos de fruta: beneficios y 5 recetas para hacer en casa

Los batidos de fruta son una forma fácil de incluir este alimento en nuestra dieta.
Descubrimos 5 recetas de batidos de frutas y las propiedades de estos.

 

Los batidos de frutas son una opción nutritiva excelente -¡y deliciosa!- de disfrutar de todas las cualidades que nos ofrecen las frutas, especialmente si se consumen rápidamente tras haberlos preparado, y sobre todo, optamos por elaborar las frutas enteras.

Además, la leche con que las elaboramos también aportarán cualidades nutricionales maravillosas, al ser una bebida rica en proteínas de buena calidad y calcio. ¿Quieres aprender a hacer deliciosos batidos de fruta? Te descubrimos algunas de las recetas más nutritivas y fáciles de hacer en casa.

¿Qué son los batidos de fruta? ¿Cuáles son sus diferencias con los smoothies?

Los batidos, y en especial los de frutas, son preparaciones excelentes que triunfan tanto en primavera como en verano, ya que lo más habitual es disfrutarlos fríos, de ahí que sean ideales para consumirlos en los días de mayor calor.

Si tuviéramos que definirlos, los batidos de frutas básicamente consisten en preparaciones elaboradas a base de fruta en los que se incluye la pulpa de éstas, de ahí que sea una preparación más espesa, lo que se traduce en que tienden a predominar los elementos sólidos (sobre los líquidos). Así, se diferencian de los licuados de frutas y los jugos especialmente por este pequeño gran detalle.

Aunque parecidos, debemos diferenciarlos de los smoothies. ¿Por qué? Principalmente porque aunque se elaboran igualmente a base de batidos de frutas, se preparan acompañando con un elemento congelado, ya sea la propia fruta (troceada), yogurt o helado.

5 recetas de batidos de frutas deliciosos

Te proponemos a continuación 5 recetas de batidos de fruta que destacan fundamentalmente por dos cuestiones básicas: no sólo son nutritivos, sino que son tremendamente fáciles de elaborar en casa, pudiendo disfrutarlos además en apenas unos pocos minutos.

Son ideales para el desayuno o la merienda, y pueden -de hecho- hacer las delicias de los más pequeños de la casa. Se convierten en una oportunidad única para que puedan disfrutar de dos alimentos nutritivos saludables: las frutas y la leche.

1. Batido de fresas y chocolate negro

Los Ingredientes para este sabroso cóctel de frutas son: 600 gr de fresas, chocolate negro al gusto, 1 l de leche.

Elaboración:

Lava bien las fresas, retira la parte superior y córtalas por la mitad. Añádelas a la batidora junto con la leche y tritura bien. Luego añade unos cuantos trozos de chocolate negro, y vuelve a triturar un poco. Si lo deseas, puedes endulzar al gusto con azúcar, panela o sirope de ágave.

2. Batido de plátano y gofio

Para preparar este batido de plátano y gofio necesitas los siguientes ingredientes: 6 plátanos medianos, 600 ml de leche, 2 cucharadas de gofio canario, media cucharadita de canela en polvo.

Elaboración:

Pela los plátanos y añádelos al vaso de la batidora. Añade la leche, el gofio y la canela en polvo. Tritúralo todo muy bien. Si deseas, puedes endulzar con panela o sirope de ágave.

3. Batido de moras y yogur

Los ingredientes necesarios para esta bebida con lácteos son: 500 g de moras, 700 ml de leche, 1 yogurt, azúcar al gusto.

Elaboración:

Lava bien las moras. Añádelos a la batidora junto con el resto de ingredientes. Cierra la tapa y tritúralo todo muy bien.

Existen cientos de combinaciones de frutas para hacer nuestros batidos a nuestro propio gusto.

4. Batido de yogur y papaya

Para la elaboración de este batido de yogur y papaya necesitas: 1 papaya mediana, 700 ml de leche, 1 yogur, canela molida (opcional).

Elaboración:

Pela la papaya y córtala en varios trozos. Añade todos los ingredientes al vaso de la batidora, tapa y bátelo todo muy bien, hasta que los ingredientes se integren. Si la papaya está lo suficientemente dulce no necesitarás endulzar la bebida. Sirve con un poco de canela en polvo por encima.

5. Batido de plátano y chocolate negro

Los ingredientes para esta receta son: 6 plátanos medianos, 600 ml de leche, chocolate negro al gusto y cacao en polvo.

Elaboración:

Pela los plátanos y añadelos al vaso de la batidora. Incorpora la leche y los trozos de chocolate negro tras haberlos cortado un poco. Tritúralo todo muy bien. Para terminar, sirve en vasos añadiendo un poco de cacao en polvo por encima.

Cómo hacer batidos de frutas veganos fáciles

Si sigues un estilo de vida vegano, eres vegetariano/a o incluso simplemente no puedes o no deseas consumir leche de origen animal porque padeces intolerancia a la lactosa, esto no significa que no puedas disfrutar de las maravillosas cualidades que nos ofrecen los batidos de frutas (tanto los que te hemos propuesto en esta nota como cualquier otra variedad que en definitiva se te ocurra).

Para estos casos, las bebidas vegetales -también conocidas erróneamente como leches vegetales- se convierten sin duda alguna en una maravillosa alternativa a la leche de vaca, de cabra o de oveja. Y puedes escoger entre las que más te guste; eso sí, conociendo cuáles son sus diferencias en lo que a sus cualidades organolépticas se refiere (esto es, sabor, textura y aroma):

1. Leche de soja

Es una de las más populares y conocidas. Su textura ligeramente terrosa puede hacer que no guste a muchos, pero es una de las opciones más interesantes a la hora de preparar nuestros batidos, al no ser tan ligera como otras opciones algo más “líquidas” (como ocurre con la bebida de arroz, por ejemplo).

2. Leche de avena

Es otra opción interesante para nuestros batidos de frutas, que se elabora a base de la cocción y trituración de los diferentes copos de avena. Su sabor es algo más suave -en comparación con la bebida vegetal de soja-, y bien agitada su textura es similar a ésta.

3. Leche de almendras:

Igual de nutritiva que las anteriores, y además baja en calorías, es ligeramente más amarga. Su textura es algo más líquida.

4. Leche de arroz:

Es una de las bebidas vegetales más aromáticas y también más líquidas. Es una opción cuando deseas preparar un batido de frutas más ligero.

A la hora de preparar nuestro batido de frutas vegano bastará con sustituir la leche de origen animal indicada en nuestras recetas (en la misma cantidad), por tu bebida vegetal favorita.

Los batidos de frutas son una opción perfecta para desayunos o meriendas. 

¿Qué beneficios nos ofrecen los batidos de fruta?

Son varios los beneficios que nos ofrecen los batidos de frutas cuando los consumimos regularmente en nuestra dieta. Y es que son preparaciones realmente nutritivas -y saludables-, siempre y cuando no añadamos ingredientes malsanos o poco sanos (como por ejemplo podría ser el caso del azúcar, que solo aporta calorías vacías y una elevada cantidad de energía).

¿Y qué beneficios y cualidades nos ofrecen? Aunque dependerá directamente de la fruta que hayamos escogido para su elaboración, a continuación te resumimos las propiedades que nos ofrecen en mayor medida:

1. Son muy nutritivos

Los batidos de frutas son ricos en proteínas de buena calidad, especialmente cuando son elaborados con leche de origen animal (ya sea de vaca o cabra). Además, también son ricos en calcio, magnesio y potasio. Al ser elaborados con la pulpa de las frutas también aportan fibra y carbohidratos, antioxidantes naturales y vitaminas (entre las que destaca la vitamina C y E).

2. Ideales dentro de una dieta variada y equilibrada

Son una opción interesante a la hora de aportar frutas a la dieta, aunque lo ideal es consumirlas siempre enteras (y no abusar de los batidos). Es decir, no es tan adecuados tomarlos diariamente, pero sí algunas veces por semana.

3. Interesantes para el desayuno, al aportar energía

Su consumo en el desayuno las convierten en una preparación sumamente interesante, ya que aportan la energía que necesitamos para el resto de la mañana. Por otro lado, también nos ayudan a sentirnos mejor anímicamente, mejorando nuestro estado emocional.

4. Facilitan y mejoran el tránsito intestinal

Por su riqueza en fibra, los batidos de frutas son muy interesantes en caso de sufrir estreñimiento ocasional, al mejorar y facilitar el tránsito intestinal de manera totalmente natural.

¿Cómo conseguir que los batidos de frutas sean cremosos?

Lo cierto es que, en realidad, es tremendamente sencillo y fácil conseguir que los batidos de frutas se conviertan en una preparación cremosa. Basta con añadir leche o yogurt, y batir muy bien las frutas durante el proceso de elaboración.

Comentarios