El running, un estilo de vida

Los beneficios de ir a correr
El running, un estilo de vida | @sporlab

El running se ha convertido en un deporte de moda. La pandemia ha impulsado que un gran número de personas hayan comenzado a realizar actividades físicas. El deporte se ha convertido en una salida para liberar estrés y poder salir de casa. Correr es una forma de liberar las tensiones acumuladas y una forma de intentar dejar de lado las preocupaciones. El efecto calmante después de realizar este tipo de actividad es algo que muchas personas agradecen. Algunos lo llegan a describir incluso como una relajación profunda en la que uno se siente en paz y el sentido del tiempo se disipa. 

Beneficios desencadenados por el running

Todos los beneficios dependen de la intensidad y de la duración de la carrera que se haga. Así, se podrán desencadenar beneficios tan buenos como aumentar la densidad de los huesos o reducir riesgos de osteoartritis y osteoporosis. También produce en el corredor otro tipo de beneficios como mejorar el humor y conseguir subir la endorfina consiguiendo que el corredor no sienta dolor en los músculos, algo que comúnmente se conoce como subidón de corredor. Incluso se llega a relacionar con emociones tan fuertes como el amor. Aunque hay más efectos beneficiosos, tales como: 

Rendimiento

El cuerpo mejora su funcionamiento, cuenta con mayor energía por tanto consigue que el cuerpo tenga un rendimiento mayor frente a otro tipo de actividades. También tiene otros beneficios como mayor flexibilidad. 

Peso

El running es un gran aliado para quemar calorías, correr ayuda a perder peso con facilidad. Es una de las actividades con más éxito para poder adelgazar. 

Estrés

Correr es un momento de desconexión, esto permite que el corredor pueda dejar muchos problemas a un lado durante ese intervalo de tiempo. Además, consigue relajar y deshacerse en todo momento de la tensión. También ayuda a reflexionar y potencia la creatividad de cualquier persona que realice esta actividad. Por lo que no solo tiene beneficios físicos sino también psicológicos.  

Huesos

El running consigue mejorar la densidad de los huesos, además con una actividad corta a una baja intensidad es suficiente para conseguir grandes beneficios. Por otro lado, correr ayuda a fortalecer las articulaciones y mejorar el rendimiento. No es cierto que las rodillas sufren con este tipo de actividad.

Descanso

Correr ayuda a descansar y dormir mejor. Habitualmente esta actividad ayuda a mejorar la calidad del sueño y consigue que el corredor sienta mayor energía. Aunque se recomienda no hacer ejercicio horas antes de dormir. Por lo que es importante no practicar ejercicio muy tarde. 

Juventud

Muchos estudios avalan que las personas que practican deporte reducen significativamente su edad biológica, consiguiendo que la esperanza de vida aumente. Además de tener otros efectos positivos como tener efectos muy buenos en la piel, consiguiendo favorecer que el proceso de oxigenación sea mucho más fácil. Así, por ejemplo, las arrugas tienen un impacto menor en la persona que corre. 

Felicidad

Correr consigue mejorar el estado anímico de la persona. De esta manera se consigue eliminar cualquier tipo de sentimiento negativo. Se ha probado científicamente que salir a correr consigue reducir la ansiedad y por tanto conseguir ser más feliz. También ayuda en casos de depresión consiguiendo que el paciente mejore significativamente. 

Por último, genera un aumento de confianza en la persona que comienza a correr. Esto es gracias a la rutina y a la creación de objetivos, así como la superación. Conseguir aquello que se consideraba imposible. Realmente se cree que es una de las razones que finalmente tiene más peso cuando se decide seguir corriendo. 

Salud

El running mejora en general el estado de salud de la persona. Además, consigue mejorar la digestión y el metabolismo. Así, el corredor puede quemar grasas con mayor facilidad. Tampoco se puede olvidar su impacto en la capacidad pulmonar. También consigue mejorar el sistema inmune en general. Aunque hay que tener en cuenta otro tipo de rutinas, tales como comer bien o descansar lo suficiente. 

Cómo empezar con el running 

Los propósitos están muy bien, pero es muy importante ponerse en marcha y pasar a la acción. No hace falta empezar con una gran intensidad, con hacerlo al ritmo que uno mismo pueda será suficiente. Es muy importante no frustrarse, es probable que en la primera carrera no se pueda mantener una intensidad de más de cinco minutos, es un proceso normal. Con el paso del tiempo el ritmo cambiará y se irá a más. Por otro lado, resulta muy importante la organización, crear una rutina que permita disfrutar cada cierto tiempo de este deporte.

Es muy importante tener paciencia e intentar no frustrarse, la condición física se va consiguiendo poco a poco. Algunos buscan la motivación compartiendo este tiempo con otras personas, amigos, pareja o familiares. Una forma de hacer que el tiempo pase de forma mucho más amena. 

El running como se puede observar más allá de una moda, es un estilo de vida al que se suman cada día más personas. 

"Waterpik, la marca nº1 de irrigadores bucales recomendada por profesionales dentales" "Estiramientos fáciles para hacer en la oficina"