ondasalud.com

Telegram

E-Mail:

Más vida para las enfermas de cáncer de mama

Un estudio del Centro Oncológico Anderson en Houston revela un aumento en la supervivencia en el cáncer de mama.
Más vida para las enfermas de cáncer de mama

Mejoran las terapias y las técnicas de diagnóstico y todos esos avances tienen que verse reflejados en cifras. Un nuevo trabajo ha señalado que entre los años 1974 y 2000 la supervivencia en las mujeres que habían padecido repetidos tumores mamarios había aumentado significativamente.

Hasta la fecha otros trabajos habían señalado la positiva progresión que estaba experimentando la supervivencia en la enfermas con cáncer de mama, sin embargo, ninguno había dejado claro si dicha tendencia se debía a la mejora de las técnicas de diagnostico que favorecían detecciones más tempranas y en fases más fácilmente tratables, o a los avances en las terapias.

En el estudio en cuestión, llevado a cabo por científicos del Centro Oncológico Anderson en Houston, Estados Unidos, estudiaron la supervivencia en 834 mujeres que sufrieron recaídas del cáncer entre los años 1974 y 2000 y que inicialmente habían sido tratadas con protocolos de quimioterapia. Los resultados fueron publicados en la revista ‘Cancer’.

Basándose en el momento de la recaída, las participantes fueron divididas en distintos grupos: 1974-1979, 1980-1984, 1985-1989, 1990-1994 y 1995-2000. Tras nueve años de seguimiento, los autores observaron que la supervivencia mejoraba conforme las recidivas eran tardías. “Con cada año que pasaba sin recaída, el riesgo de muerte descendía un uno por ciento”, comenta Sharon H. Giordano, autora del estudio.

Junto con otros motivos

Además del momento de la recaída los autores encontraron otros factores que favorecían el aumento de la supervivencia. El reducido tamaño del tumor, la poca severidad del cuadro y el límite en la expansión a los nódulos linfáticos, eran algunos de ellos. Asimismo, la supervivencia era mejor en cánceres que daban positivo en marcadores hormonales llamados receptores de estrógenos.

“Estos hallazgos, aunque no son concluyentes, demuestran la mejora en las cifras de supervivencia de estas enfermas”, afirman los autores. “Presentamos estos datos para animar a la realización de futuras investigaciones que clarifiquen si los avances en las terapias son los responsables de estas cifras”.