ondasalud.com

Telegram

E-Mail:

Los 3 tipos de músculos (o tejido muscular): estriado, liso y cardíaco

El tejido muscular humano se divide en tres tipos de músculo: el cardíaco, el liso y el estriado o esquelético.

Los 3 tipos de músculos (o tejido muscular): estriado, liso y cardíaco | .

Los músculos son un tipo de tejido blando propio del organismo de la mayoría de animales, incluyendo a los humanos. Las funciones de los músculos incluyen la locomoción, la generación de fuerza, el mantenimiento de la postura (o los cambios en esta y  el movimiento de los órganos internos -por ejemplo las contracciones cardiacas.

Los tipos de músculos se clasifican según si su movimiento es voluntario o involuntario y por otras características, principalmente la localización del tejido muscular, su estructura anatómica y las funciones que cumple.

Tipos de músculos del cuerpo humano

El sistema muscular del cuerpo humano está compuesto por tres tipos de músculos: el tejido muscular cardíaco, el liso y el esquelético.

El tejido muscular es uno de los cuatro tipos de tejidos animales fundamentales (Ross & Pawlina, 2016) Los otros tres son el epitelial -que recubre los órganos-, el conectivo -que incluye los huesos, los tendones o la sangre- y el nervioso, es decir, las neuronas y las células gliales que les dan apoyo.

Cada tipo de tejido muscular tiene ciertas características diferenciales muy relevantes; a continuación explicaremos de forma sintética las principales, revisando la anatomía, las funciones y otros datos claves sobre los tipos de músculos humanos y animales en general.

Los 3 tipos de músculos (o tejido muscular): estriado, liso y cardíaco | .

Músculo esquelético o estriado

El movimiento y la postura dependen del tejido muscular esquelético, conocido también como “músculo estriado”. De este tipo de músculos dependen el control del movimiento y la postura del cuerpo.

Se trata del tipo de músculo más común en el cuerpo, y llega a constituir aproximadamente el 40% de la masa muscular en la vida adulta (Marieb & Hoehn, 2010).

El tejido muscular estriado se encuentra unido a los huesos mediante tendones y por un tipo de membrana hecha de colágeno llamado “aponeurosis”.

Los músculos estriados también son llamados “voluntarios” en contraste con el tejido muscular liso y el cardíaco, que no son controlables de manera voluntaria. Así, una de las particularidades más importantes del músculo esquelético es que lo podemos contraer a voluntad.

De todos modos, buena parte del control de los músculos esqueléticos se da de manera automática; esto es especialmente cierto en el caso de la postura.

Tejido muscular liso

El tejido muscular liso se sitúa recubriendo los órganos en muchas partes del cuerpo humano. Sus funciones en el organismo son diversas y dependen sobre todo de su localización..

Entre otros lugares, encontramos músculo liso en la piel, los ojos, el estómago y otros órganos del aparato digestivo, la vejiga y el resto del aparato reproductor, e incluso en los vasos sanguíneos.

El músculo liso y el cardíaco se engloban en el llamado “músculo involuntario”, en oposición al tejido muscular esquelético o voluntario. Esto no implica que no se muevan; el movimiento involuntario del músculo liso permite procesos como la regulación de la presión sanguínea y la peristalsis (contracción y relajación del tracto digestivo).

Los 3 tipos de músculos (o tejido muscular): estriado, liso y cardíaco | .

Músculo cardíaco (miocardio)

Como su nombre indica, el músculo cardíaco o miocardio es el que constituye la mayor parte de la musculatura de las paredes del corazón. Lo complementan el tejido del pericardio y el del endocardio.

La contracción involuntaria del miocardio permite la circulación de la sangre, impulsándola desde el corazón al resto del cuerpo a través del aparato circulatorio. Este proceso depende del sistema nervioso autónomo.

Aunque se incluye dentro de la musculatura involuntaria, como el músculo liso, desde un punto de vista anatómico y estructural el tejido muscular cardíaco es similar al esquelético; de hecho, en inglés es habitual que el término “estriado” incluya tanto el músculo esquelético como el cardíaco, en contraposición al liso.

Las enfermedades y trastornos médicos que afectan al músculo cardíaco pueden muy graves en comparación con los que se dan en muchas otras partes del cuerpo. Esto incluye el infarto de miocardio o la insuficiencia cardíaca, por ejemplo.

Bibliografía:

  • Marieb, E. N. & Hoehn, K. (2010). Human Anatomy & Physiology (8th Ed.). Benjamin Cummings.

  • Ross, M. H. & Pawlina, W. (2016). Histology: a text and atlas with correlated cell and molecular biology (7th Ed.). Wolters Kluwer.

  • Tortora, G. J. & Derrickson, B. (2018). Principios de anatomía y fisiología. Editorial Médica Panamericana.

¿Quieres estar al día?