Conoce los beneficios de la homeopatía para tu salud

El tratamiento refuerza el sistema inmune

La homeopatía tiene múltiples beneficios para la salud. En función de cada patología, puede ser recomendable emplear únicamente tratamientos homeopáticos o combinarlos con aquellos prescritos por la medicina tradicional. A continuación, abordamos algunas de las principales ventajas de optar por la homeopatía.

Conoce los beneficios de la homeopatía para tu salud | Cedida

Seguridad

Una de las principales ventajas de la homeopatía es que esta es totalmente segura para el organismo, ya que no causa ningún efecto secundario relevante. Por este motivo, los tratamientos homeopáticos son recomendables para cualquier edad, también para los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos. Cualquier persona puede utilizarlos sin temer los efectos adversos de su utilización.  

Enfoque integral

La homeopatía se caracteriza por tener una visión holística del cuerpo humano, entendiendo el cuerpo y la mente integralmente. En este sentido, aunque empleemos un tratamiento homeopático para una dolencia en concreto, este puede ser beneficioso para nuestro estado de salud en general. Esta concepción integral del cuerpo puede ser muy ventajosa, por ejemplo, a la hora de conseguir tener un sueño de calidad. Entender el cuerpo y la mente como una unidad integrada, también puede mejorar los niveles de bienestar emocional.  

Natural

Los tratamientos homeopáticos están compuestos exclusivamente por elementos extraídos de la naturaleza, principalmente de animales y plantas. Por esta razón, son totalmente inocuos, es decir, no pueden causar ningún daño a la salud de los pacientes. De este modo, las personas que los empleen tendrán la seguridad de que no están ingiriendo productos químicos cuyo origen es poco fiable. Al contrario, tendrán la garantía de que todo proviene de la naturaleza.

Personalizados

La homeopatía es una disciplina que se basa en tratamientos personalizados, basados no únicamente en la patología de cada paciente, sino también en su sintomatología. Los tratamientos homeopáticos no se ciñen, de este modo, únicamente a un diagnóstico, sino que entienden las posibles variabilidades que cada dolencia puede adoptar en cada organismo. Otra de las ventajas de este tipo de tratamientos es que son ideales para complementar otras terapias o los efectos secundarios de las mismas. Asimismo, la homeopatía está especialmente recomendada para paliar los efectos de enfermedades crónicas como, por ejemplo, las alergias, tan molestas durante la mayor parte del año.

Fáciles de tomar

Los gránulos y los glóbulos comercializados por laboratorios como Boiron son muy sencillos de ingerir. De hecho, no se necesita ni un poco de agua para hacerlo. La mayoría de los tratamientos se pueden encontrar en tabletas pequeñas, polvo o gotas dulces. Este aspecto hace de la homeopatía un tratamiento perfecto para los más pequeños de la casa, que no se tendrán que enfrentar al mal sabor de los medicamentes convencionales.

No invasivos

Los tratamientos homeopáticos se definen por ser muy poco intrusivos, respectando el organismo y sus biorritmos. De esta manera, la homeopatía no produce cambios en el organismo de los pacientes, respectando, sobre todo, el aparato digestivo, el principal perjudicado por la medicina tradicional. Además, la homeopatía no genera ningún tipo de alergia ni causa adicción, por lo que su empleo es totalmente seguro. No existe la posibilidad tampoco de sufrir una sobredosis por causa de algún tratamiento.  

Sin somnolencia

El aspecto negativo de muchos medicamentos es que provocan una somnolencia generalizada, que imposibilita que muchos pacientes puedan tener una vida completamente normal durante el tratamiento. Gracias a la homeopatía, las personas pueden continuar trabajando o estudiando sin que sus rutinas se vean afectadas. Los tratamientos homeopáticos no provocan daños en la memoria ni en la capacidad de concentración o los niveles de productividad. Con un tratamiento homeopático, podremos seguir con nuestra vida cotidiana sin ningún tipo de obstáculos.

No afecta al sistema inmune

Sin duda, uno de los principales beneficios de la homeopatía. El sistema inmunitario no se ve afectado por estos tratamientos, como ocurre con la mayoría de los fármacos tradicionales. Por el contrario, después de un tratamiento homeopático, el sistema inmune sale reforzado, mejorando nuestro estado de salud.

De venta en farmacias

Los medicamentos homeopáticos, como cualquier otro medicamento, son de venta exclusiva en farmacia. Y si por casualidad no tuvieran en ese momento los que necesitas, al día siguiente podrás pasar a recogerlos. Esto nos asegura que durante su fabricación se han cumplido todos los requisitos estipulados por las autoridades sanitarias. Los tratamientos de homeopatía cumplen, por lo tanto, con todas las exigencias sanitarias.

Económicos

Aunque depende mucho de cada tratamiento, por lo general la homeopatía es bastante económica, por lo que es accesible para todo el mundo, con independencia de sus ingresos. No obstante, el único inconveniente de estos tratamientos es que no están cubiertos por los seguros de salud privado, por lo que cada paciente tendrá que asumir la totalidad de su coste.

Aptos para plantas y animales

Lo que mucha gente desconoce es que la homeopatía también está recomendada para plantas y animales. En la agricultura, los beneficios de la homeopatía aumentan la vitalidad de las plantas, reforzando su crecimiento y protegiéndolas frente las plagas. En el caso de los animales, los beneficios son muy semejantes a los señalados para las personas.

"8 consejos de salud para viajar que debes seguir" "Lombrices intestinales: causas, síntomas y tratamiento"