Telegram

E-Mail:

Piernas hinchadas y cansadas durante el embarazo

Remedios caseros para aliviar las piernas, pies y tobillos hinchados durante el embarazo.

Piernas hinchadas y cansadas durante el embarazo | .

 

A medida que nuestro embarazo va evolucionando, podemos experimentar hinchazón y cansancio en los pies, piernas y tobillos, especialmente si estamos de pie durante largos períodos de tiempo, si usamos zapatos incómodos o si vivimos en una zona de clima cálido.

Afortunadamente, tener las piernas hinchadas durante el embarazo es completamente normal, y existen muchos remedios naturales y seguros que podemos hacer en casa para reducir la hinchazón y sentirnos más cómodas.

En este artículo os explicaremos por qué las mujeres embarazadas experimentan hinchazón de piernas, cuáles son las causas y qué remedios existen para evitar tener las piernas, pies y tobillos cansados.

Causas de la hinchazón de las piernas durante el embarazo

La hinchazón en piernas y pies durante el embarazo es muy común y es causada por un aumento de líquido en los tejidos de nuestro cuerpo. Cuando estamos embarazadas nuestro cuerpo retiene más agua de lo normal. Normalmente esto se debe a un aumento del volumen de sangre que se produce para ayudar a llevar oxígeno y nutrientes adicionales a nuestro bebé.

Todo este líquido adicional necesita un lugar para ir y la gravedad, por lo general, lo empuja hacia los pies y los tobillos. A lo largo del día, el agua adicional tiende a acumularse en las partes más bajas del cuerpo, especialmente si nos encontramos en un clima caluroso o si hemos estado parados mucho rato.

Las hormonas del embarazo también pueden causar cambios en los vasos sanguíneos, lo que puede provocar inflamación. Además, la presión de nuestra matriz que está creciendo puede afectar también el flujo de sangre en nuestras piernas, provocando hinchazón.

La hinchazón en piernas, pies y tobillos son comunes y temporales. Sin embargo, si notamos cansancio en la cara o alrededor de los ojos o si la inflamación sucede muy repentinamente, debemos consultar a un médico de inmediato: estos podrían ser síntomas de preeclampsia.

Remedios para piernas, pies y tobillos hinchados y cansados

La mayoría de las mujeres embarazadas experimentan que esta inflamación va y viene dependiendo de una variedad de factores. Si el último trimestre del embarazo coincide durante el verano, es muy probable que experimentemos mucha inflamación en las extremidades inferiores.

Esto se debe a que los vasos sanguíneos se dilatan más en climas cálidos como parte de nuestro mecanismo de enfriamiento, que permite que se acumule más líquido de lo normal en las extremidades inferiores.

Si pasamos mucho tiempo sentadas o de pie, es posible que notemos que la hinchazón empeora al final del día. Esto se debe a que la falta de movimiento permite que la sangre y los fluidos se acumulen en las extremidades inferiores y que la circulación disminuya.

Para combatir las piernas, pies y tobillos hinchados y cansados durante el embarazo, existen algunos remedios caseros para poner remedio a esta situación. A continuación os damos algunos consejos para evitar tener las piernas hinchadas durante el embarazo.

Piernas hinchadas y cansadas durante el embarazo | .

 

1. Consumir mucha proteína, sal adecuada y otros nutrientes esenciales

Las mujeres embarazadas pueden tener 8 kg adicionales de líquido en el tercer trimestre de embarazo. La hinchazón es una causa común y natural de este aumento de líquido.

Los nutrientes esenciales y los minerales afectan directamente la forma en que nuestro cuerpo puede procesar todo ese líquido extra; este proceso es conocido como equilibrio electrolítico.

Tenemos que evitar los alimentos procesados ​​y envasados, que contienen altas cantidades de sal, y optar por alimentos integrales y la sal marina sin procesar que contiene minerales y nutrientes saludables para nuestro organismo. Estos nos ayudarán a mantener el equilibrio óptimo de electrolitos y reducir o prevenir la hinchazón y el cansancio.

2. Beber té de ortiga y de diente de león

Beber 1 o 2 tazas de té con diente de león y ortiga puede ser útil para ayudar a mejorar la circulación y equilibrar los electrolitos en el cuerpo.

3. Comer alimentos ricos en potasio

El potasio es un mineral importante que ayuda a mantener la proporción de sal y de agua en nuestro cuerpo. Los alimentos ricos en potasio incluyen los siguientes: plátanos, aguacate, higos, lechuga romana, cebolletas, berros, apio, papaya, perejil, alcachofa, kiwi, zumo de ciruela, espinacas, col, eneldo y endibia.

4. Disminuye la ingesta de cafeína

La cafeína es diurética, lo que significa que aumenta la micción, lo que lleva a la deshidratación y la retención de líquidos. TPor este motivo puede ser beneficioso sustituir la cafeína con una taza de manzanilla o té de menta, que contienen muchos minerales beneficiosos, incluido el potasio.

5. Elevar los pies

Otro remedio natural para las piernas hinchadas y cansadas elevar nuestros pies durante 20 minutos, 3 o 4 veces al día. Podemos usar cojines para levantar nuestros pies ligeramente por encima del nivel de nuestro corazón para asegurar que la sangre y el líquido regresen al corazón, aliviando la inflamación en las extremidades inferiores.

6. Acostarse sobre el lado izquierdo

Ya sea durmiendo o descansando, recostarse sobre nuestro lado izquierdo puede mejorar la circulación en nuestro cuerpo, lo que nos ayudará a reducir la hinchazón en nuestro pies.

7. Hacer ejercicio durante 30 minutos al día

El ejercicio, como el yoga suave y otras actividades de baja intensidad, mantiene la circulación de la sangre y los líquidos por todo el cuerpo para que tengan una menor tendencia a asentarse en los pies.

8. Hacer baños de pies con sales de Epsom

Para ello, remojaremos nuestros pies en un recipiente con agua tibia y media taza de sales de Epsom, o en la bañera con 1 taza. Remojar los pies en sales de Epsom es un ritual nocturno relajante ideal para toda embarazada. También podemos agregar un par de gotas de lavanda, rosa o romero.

Comentarios